jueves, 10 de abril de 2008

8ª QUINCENA 387. Omnia.


La falta de sueño puede minar seriamente el funcionamiento mental y físico, y convertirse en un peligro para quien la padece. Muchos la consideran como la principal causa de accidentes… en el hogar, en el trabajo y en la carretera.

Aparte, el sueño insuficiente puede aumentar el riesgo de enfermedad. De hecho, el sueño insuficiente reduce la actividad del sistema inmune, que lo protege de que se enferme.

La toma de decisiones, las habilidades, la concentración, la reacción rápida, el nivel de lucidez mental… Todo ello declina cuando usted duerme menos de lo que necesita.

Incluso aumenta el mal humor y el grado de irritabilidad.

Si tiene problemas para dormir, practique el siguiente ritual:

Una vez que esté acostado, tense los músculos de todo su cuerpo. Mantenga la tensión mientras cuenta hasta 20. Luego deje que sus músculos se relajen. Permanezca con los ojos cerrados. Repita la rutina.

Ahora dirija su mente a los pies, deje que se aflojen por completo. Continúe con la relajación de cada una de las partes de su cuerpo mientras asciende de los pies a la cabeza.

Deje que se vaya toda la tensión acumulada en su cuerpo.

Mantenga la relajación ascendente mientras saca fuera toda la tensión.

Repita de nuevo el relajamiento de todo su cuerpo. Inicie tensionando su cuerpo hasta la cuenta de 20.

Cuando termine la segunda rutina haga varias respiraciones lentas y profundas; mantenga los ojos cerrados y “déjese llevar”.

Practique este ejercicio cada vez que tenga dificultad para quedarse dormido. (De la revista Health).